Abundancia

 

La abundancia es un estado del ser. Uno puede estar rodeado de lujos, cosas, comodidades y personas y aún así no sentir que tiene abundancia. La manera en que experimentamos los acontecimientos que nos suceden, las relaciones en las personas y a nosotros mismos viene determinada por el observador, es decir, por nosotros y por la atención que ponemos.
Aquello sobre lo que tu atención se centre aquello será lo que creara. Wolinsky en su libro “Conciencia Cuántica” lo explica así: La totalidad del Universo es energía. Las partículas subatómicas no están hechas de materia, son energía. Se ha comprobado que la única forma de
conocer su existencia es por el rastro que dejan. Estas partículas parecen existir sólo cuando las observamos, cuando se toma la decisión de verlas. La atención dirigida hacia esa energía es lo que crea la realidad que llamamos partícula o mundo físico. “ El observador es el creador de la partícula/masa del universo….”
Por lo tanto lo que estas observando y a lo que lo estas dedicando tu atención mental, afectara a lo que sucede en el exterior a tu experiencia de vida, si te centras en dedicar tu atención en la abundancia eso es lo que crearas, por ello concéntrate conscientemente en lo que quieres atraer a tu vida.
Pero nuestra atención suele estar centrada en nuestros pensamientos repetitivos que, a su vez están condicionados por nuestras creencias  más intimas, aquellas de las que conscientemente no nos damos cuenta porque, muchas de ellas, nos han sido dadas desde la más tierna infancia por nuestros padres, profesores y adultos que nos educaron y otras por la sociedad en que vivimos y la cultura de nuestro entorno ( no tendremos las mismas creencias sobre como vestir en occidente que en oriente, por ejemplo). Si por añadidura desde que tenemos uso de razón hemos estado escuchando que el dinero no cae de los árboles o que solo se consigue con el sudor de la frente, o estamos siendo constantemente bombardeados por los medios de comunicación sobre la crisis, despidos o desahucios, que nos hablen de que la abundancia es un estado del ser, puede sonar a guasa.
Todo esto que te acabo de escribir no viene más que a confirmar que “Aquello en lo que nos centramos es aquello que creamos” y aquí esta el quid de la cuestión: tenemos que estar muy atentos a nuestros pensamientos y observar cuales son los que predominan en nuestro día a día para, si vemos que no son pensamientos que nos estimulen, nos apoyen, nos hagan sentir bien o al menos algo mejor, cambiarlos por pensamientos más positivos, ya que los pensamiento crean nuestros sentimientos y nuestros sentimientos crean nuestra actitud ante la vida ( si nos sentimos mal no podemos tener una actitud alegre pase lo que pase a nuestro alrededor y si nos sentimos bien sonreímos ante la vida).
Pero para cambiar los pensamientos, además de fijarnos más en ellos, también debemos cambiar nuestras creencias auto limitantes, las que ya no nos sirven o no nos dan poder ante las circunstancias que estamos viviendo en ese momento.
Wyne Dyer dice: “ Abrazar de manera consciente la plenitud de Dios en todo lo que uno ve y hace, y centrar la atención en lo que se quiere conseguir, es el secreto del mecanismo de la creación”.

¡Por lo tanto crea, crea nuevas creencias que a su vez creen nuevos pensamientos y crearas una nueva vida llena de abundancia si ese es tu deseo!

Esta sección quiere ser un lugar para ayudarte a crear abundancia en todas las áreas de tu vida, tu casa, tu trabajo, tus relaciones y en todo aquello que desees y así dar vida a tus sueños.
Besos desde el corazón

Ana