Conoce a Ana

20151226_152014283_iOSHola, mi nombre es Ana y creo firmemente que el cuidado y el bienestar empiezan por uno mismo. Que cuando uno se cuida se esta amando y respetando y que eso revierte en su calidad de vida y en la calidad de vida de los que le rodean; ya que, al cuidarse, uno se siente mejor y al sentirse mejor, uno esta más alegre y feliz y eso se vuelca en nuestro entorno y en las personas que nos acompañan en este viaje que es la vida… Creo que amarse y cuidarse es lo primero que tenemos que hacer, porque uno no puede dar lo que no tiene y si no te amas y, a consecuencia de ello, dejas de cuidarte, no tienes la energía ni las ganas de hacer tus tareas cotidianas y ello también repercute en tus seres queridos y  en todas las personas con las que te relacionas. Que cuidarse y amarse no es un acto de egoísmo sino, muy al contrario, un acto de altruismo, de donde sacamos las fuerzas, las ganas y el coraje de estar muy presentes para los nuestros y para la vida.

Mi vocación es ayudar a los demás y por ello creo que yo no elegí mi trabajo sino que mi trabajo me eligió a mi: soy, desde hace 27 años, enfermera y actualmente trabajo en un hospital de Madrid. El trabajo de enfermera se basa en el cuidado del paciente  y como una extensión de  esta profesión he decidido crear este  espacio para ayudar en su auto cuidado, a las personas que quieran compartir conmigo esta experiencia y así sacar las mejores versiones de si mismos y , en consecuencia, ser felices.

También soy maestra Reiki, optimista empedernida, flexivegetariana, es decir, mi dieta es fundamentalmente vegetariana pero de vez en cuando tomo pescado, madre apasionada e hija implicada. Me encanta leer, pasear por la naturaleza, practicar yoga y meditar (cosas que si puedo hago a diario), tomar batidos verdes, oír  música y canturrear, escuchar a la gente, estar con los míos, las comidas de los domingos, disfrutar de mis amigos saliendo de tapeo, ver videos inspiradores en YouTube, reír y ser amable con la gente.

Creo en el ser humano, creo en su bondad intrínseca y en su capacidad para superarse y sacar el mejor partido de sí mismo. Creo que todos nos merecemos la felicidad y que, si ponemos un poquito de empeño, podemos lograr ser muy felices al fijarnos  en las cosas que realmente importan y  auto-valorarnos  lo suficiente, como para ir orgullosos por la vida del ser tan maravilloso que, por derecho de nacimiento, somos.

Creo que si cada uno de nosotros ponemos nuestro granito de arena y aportamos nuestra pasión, conocimientos y valores, la vida puede ser maravillosa y que juntos podemos hacer de este planeta un mundo mejor.

Creo que nuestra mente es nuestra gran alidada, pero, también, es una gran desconocida de la que se podría sacar mucho más provecho si, desde pequeños,  nos enseñaran a utilizarla para algo más que para pensar y/o preocuparnos….Por ello, desde que conocí la meditación, hace ya más de veinte años, no he dejado de practicarla a diario y gracias a ella mi mente se ha ido relajando de manera paulatina y he conseguido que las cosas y circunstancias que acontecen en la vida (tanto las buenas como las malas), no me afecten tanto y valorarlas en su justa medida….Y eso, créeme, es un alivio.

Tambien  creo que es fundamental cuidar de  otra parte de nosotros que suele quedar muy relegada en la sociedad actual: El  Alma, Ser Espiritual o Ser Superior. Lo llamemos como lo llamemos es una parte imprescindible para que nos sintamos como seres completos e integrados y para poder evolucionar hacia un mundo mejor.  Para ello he creado la sección “alma” donde, juntos iremos descubriendo como realizar su cuidado.

Mi deseo es ayudarte a desarrollar tu mayor potencial mediante el amor hacia ti musm@ y el cuidado de tu cuerpo, mente y alma.

Gracias por leerme.