Alma

El cuidado del alma implica el cuidado de una parte fundamental de nuestro ser que no hay que dejar de lado u olvidar ya que si no estaríamos incompletos o con una sensación de que algo nos falta aunque no sepamos que….
Somos seres formados por un cuerpo, una mente y un espíritu y al igual que cuidamos nuestro cuerpo nutriéndolo con alimentos, nuestra mente nutriéndola con lecturas, estudio o juegos, debemos cuidar de nuestro espíritu o alma, aunque en la sociedad actual apenas se hable de ella y mucho menos se cultive su cuidado, ocupados como estamos con los quehaceres diarios y el ritmo que impone la vida.
Pero precisamente por eso mismo es fundamental dedicar un tiempo y un espacio para nutrir nuestra alma, nuestro ser más íntimo y el que más nos representa como realmente somos. Hay que buscar, a diario, unos momentos de silencio para poder escuchar a nuestro verdadero ser, aquel que clama por ser escuchado ante tanta vorágine y prisas de la vida actual, ya que si no lo hacemos iremos cayendo poco a poco en un mar de confusión, si no lo estamos ya, donde nada parecerá que tiene sentido, donde quizás, nos levantamos como autómatas sin saber si merece la pena hacer lo que hacemos, o simplemente tiremos adelante porque hay que hacerlo o puede que ocupemos nuestro escaso tiempo libre metidos en la tele o en el ordenador embotando nuestros sentidos para no oír a esa vocecita que nos dice que no estamos a gusto con la vida que llevamos.
El alma es esa parte que nos conecta con nuestro yo sagrado, con nuestro verdadero ser, con la parte más íntima y real de nosotros mismos que nos lleva a sentir que pertenecemos a algo más que a este mundo físico, que pertenecemos a un TODO mayor, llamémosle como le llamemos (Dios, Universo, Conciencia Cósmica). Cuando conectamos con ella también conectamos con este TODO mayor, con esta Conciencia Cósmica que todo lo sabe y todo lo abarca y sentimos que, por fin, hemos llegado a casa.
Pero para ello debemos dedicarnos un tiempo para nosotros mismos, un tiempo de silencio y de escucha interna, un tiempo de introspección.
Esta sección ira desgranando perlitas que ayuden a volver a conectar con nuestra alma y así volver a conocer y contactar con nuestro verdadero ser.
Espero que juntos hagamos este camino.
Besos almas preciadas.