Dulces Sueños

dormir-insomnio

¿Qué te parece si hoy hablamos del sueño, sus beneficios y de las horas que le deberíamos dedicar?

Yo, soy la primera que reconozco que no duermo las horas que debería dormir y eso que me considero una dormilona, pero normalmente, y si al día siguiente tengo que madrugar, me cuesta muchísimo acostarme antes de las once y media de la noche y, claro, levantándome a las seis menos diez, pues las mínimas siete horas no las cumplo ni por asomo.

Y es que lo confieso, soy un ave nocturna, si me dan a eligir yo viviría de noche, o hasta bien entrada la misma, y me levantaría más allá de las 11, claro. Y eso que no soy de las que, como mi hijo sin ir más lejos,  hasta bien pasada la mañana no son capaces de articular más que sonidos gluturales cuando le hablan y tampoco necesito de litros de café para empezar a moverme, de hecho con mi batido verde y mi vaso de agua templada con miel voy más que sobrada, pero, siendo sincera, aunque me comporte de forma educada, preferiría estar en la cama hasta más tarde.

Sin embargo, el sueño es uno de los ingredientes principales para el cuidado de uno mismo. Nocturnos o no, en esta sociedad actual, llena de estrés, de ruidos, de cosas por resolver y de tanta tecnología digital, casi nadie duerme las horas que debería, ni de forma regular (que me lo digan a mí que a lo que he comentado más arriba se añade que en mi trabajo al menos una semana al mes tengo turno de noche). Como bien es sabido, la falta de sueño perjudica a la salud tanto física como mental y más de lo que creemos.El sueño es necesario para que nuestro cuerpo se pueda recargar,  los tejidos y células de nuestro cerebro y nuestros órganos se regeneran mientras dormimos; ya que, aunque siguen en funcionamiento, lo hacen de forma más pausada y con ello consiguen descansar también.

 Además, durante el sueño, se producen diferentes fases, cada una de ellas más o menos profundas, que son fundamentales para la regeneración neuronal, para la memoria y para nuestro descanso psicológico. La falta de sueño puede comprometer nuestro sistema inmunológico, haciéndonos vulnerables a las enfermedades, a los accidentes y nos hace irritables y la privación crónica del mismo produce resistencia a la insulina, con lo que nuestros niveles de azúcar en sangre pueden aumentar,  convirtiéndose en un factor de riesgo que puede llevar a la diabetes y puede inducir, además, un aumento de la tensión arterial.

 Mientras dormimos soñamos y los sueños son fundamentales para nuestra conexión con nuestro “yo” más sabio y profundo. Los sueños nos hablan de nuestro subconsciente, de lo oculto en nosotros y ayudan a nuestra mente a relajarse y a liberarse. Cuanto menos horas duermes, menos posibilidad de soñar y, así, dejar a nuestro subconsciente expresarse y a nuestra mente relajarse. No pasa nada si no recuerdas tus sueños al despertar porque, aún así, su función estará hecha ( a no ser que sí quieras recordarlos, pero de esto hablaremos en otro post), pero para ello es necesario un mínimo de horas de sueño, al menos de siete a ocho horas. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán sinceramente y tú lo notaras durante tu jornada.

Es importante que tu habitación este dedicada exclusivamente para el descanso, no es bueno tener aparatos electrónicos como la televisión o el ordenador, que nos van a alterar el sueño con sus zumbidos o luces, el escritorio mejor en el salón que en la habitación, siempre que sea posible, para que nada te recuerde al trabajo a la hora de dormir, y , por favor, deja el móvil fuera de tu habitación, utiliza un despertador convencional. El móvil solo te va a mantener conectado con el exterior hasta última hora, con lo que no te relajaras, aparte de que, aunque lo pongas en modo no molestar, siempre vas a tener la tentación de mirarlo nada más despertarte, en vez de dedicar esos primeros minutos de tu día a ti mism@ y a prepararte para el día que comienza, mediante una intención positiva, unos agradecimientos o unos estiramientos, que te van a llevar el mismo tiempo que chequear tu móvil, pero te van a ser mucho más útiles para comenzar tu jornada de forma más fluida y sana.

Para ayudar a conciliar y mantener el sueño  la infusión de camomila o manzanilla es excelente. También es muy buena la valeriana pero, a no ser que te guste dar arcadas por su sabor (aún no conozco a nadie que me haya dicho que le guste), yo  te recomendaría que la tomaras en cápsulas en vez de infusión. Puedes combinar la camomila con la melissa en la infusión por la acción relajante de esta última.

WYNPLWO6B5CRXLFTKWCNT7XYBU
ALMOHADA DE SUEÑOS

Si quieres tener dulces sueños y sentirte acunad@ mientras duermes puedes fabricarte tu propia “Almohada de sueños”: en una bolsita mezcla espliego o lavanda (relajante), cedro (sedante), pétalos de rosa (sedantes), camomila, lúpulo (ansiolítico) y menta (mejora la inquietud) en las proporciones que tú prefieras según tu gusto y colócala debajo de tu almohada o dentro de ella. Evita la artemisa ya que induce los sueños psíquicos y lo que estamos buscando es descansar.

Por último, pero no por ello lo menos importante, te recomiendo que dediques la última media hora a relajarte, a ser posible en tu cama: Lee, medita, escucha música suave, escribe en tu diario de agradecimientos….Evita la televisión o la radio para desconectar del mundo exterior, y ambas lo único que van a producirte es acelerar tu ritmo y lo que queremos es bajarlo y centrarnos en nosotros mismos.

Bueno maravilla, espero que te haya gustado, me gustaría que me lo comentaras.

¡DULCES SUEÑOS!

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Cris dice:

    Ana!! Me ha encantado….felicidades!!!

    Me gusta

    1. gallatry dice:

      Muchísimas gracias Cris!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s