Pimientos del piquillo rellenos de champiñones

PicsArt_03-19-10.17.54[1]

¡Hola maravilla!

¿Qué tal te va? Espero que maravillosamente.

Ante todo pedirte disculpas por no haberme pasado por aquí en dos semanas, pero es que estas han sido dos semanas en las que los asuntos se han ido acumulando y no he tenido tiempo para nada más que para ir solventando cosa por cosa e ir priorizando, lo cual también es importante saber gestionar y me acabo de dar cuenta que va a ser bueno hacer un post sobre eso: cómo gestionar tu tiempo sin sentirte mal por no poder estar en todas partes cosa que nos suele gustar hacer a las mujeres, que nos encanta estar en todas partes y para todos aún a costa de nuestra salud física y emocional…..

Hoy se me ha ocurrido darte la receta de unos pimientos de piquillo rellenos de champiñones que esta riquísima y además calienta el cuerpo y el alma en estos días en los que, a pesar de estar ya próxima la primavera, sigue haciendo frío.

PIMIENTOS DE PIQUILLO RELLENOS DE CHAMPIÑONES.

Ingredientes:

  • Pimientos del piquillo, tres por comensal (o más si se tiene mucha hambre, jijiji): estos pimientos destacan por su alto contenido en vitamina C y B6, esta última fundamental para el sistema nervioso central, contiene beta caroteno que al entrar en el organismo se transforma en vitamina A y ayuda a prevenir el cáncer, las cataratas y las hemorragias cerebrales, vitaminas del grupo B2. Son ricos en agua y pobres en grasa y proteínas por lo que apenas tienen calorías.
  • Champiñones: Dependiendo de la cantidad de pimientos que vayas a hacer, normalmente para seis yo necesito una bandeja de 500 gr, eso dependerá de como quieras que te salga de espesa la masa, pero date cuenta de que los champiñones tienden a menguar cuando los cocinas. Estas delicias tienen un alto contenido en proteínas de alta calidad y agua (aproximadamente un 95% de su contenido, por lo que nos van a ayudar a la correcta hidratación de nuestro organismo), aportan una gran cantidad de minerales como el hierro, el zinc, el yodo, el magnesio, el selenio, el calcio y  el sodio; vitaminas del complejo B y vitamina C y E, por lo que ayudan al correcto funcionamiento del sistema nervioso. Como puedes ver son un alimento muy interesante para controlar el peso a la vez que te aseguras una fuente de vitaminas para tu sistema nervioso.
  • Tomate: que o bien puedes freir tu o comprarlo ya hecho eligiendo aquel que tengas confianza. Calcula que para unos 6 pimientos vas a necesitar unos 250 ml. De las propiedades del tomate ya te hablé en el post de las fajitas vegetales Fajitas vegetales con setas.
  • Cebolla: Con una grande será suficiente. También te he hablado de sus propiedades Fajitas vegetales con setas.
  • Aceite de oliva virgen 0,4%: Unas tres- cuatro cucharadas para los seis pimientos. Nuestra segunda fuente de proteínas de hoy. Sus propiedades las tienes aquí Volovanes de espinacas.
  • Anacardos: Un puñado. Sus propiedades las tienes aquí Cena postnavidad
  • Caldo vegetal: Con unos 100-150 ml tendrás bastante. Yo te recomendaría que tuvieras siempre caldo vegetal hecho en la nevera ya que son una fuente de vitaminas y minerales, depurativos y desintoxicantes, a parte de que con ellos puedes hacer una buena sopa reconfortante para el cuerpo y son el ingrediente de muchas recetas.
  • Harina de arroz si eres intolerante al gluten o no lo quieres tomar o harina de trigo: Unas dos cucharadas.
  • Vino blanco, un buen chorro: opcional para dar más sabor.

Preparación:

Precalienta el horno a 170 grados y mientras cortas la cebolla bien picadita, pon el aceite a calentar en una sartén, cuando este caliente, nunca lo dejes humear ya que significa que se esta empezando a quemar y eso es tóxico, echas la cebolla. Mientras la cebolla se va haciendo cortas los champiñones y una vez bien cortaditos los echas y los vas rehogando junto con la cebolla, añade sal y pimienta a gusto, cuando estén bien pochaditos, echas un chorrito de vino blanco si le quieres dar más sabor. A continuación agregas la harina y la rehogas para quitarle el sabor a crudo y posteriormente vas añadiendo el caldo y removiendo hasta que te quede una pasta cremosa y no muy densa.

Mientras tanto en otra sartén caliente y tras haber retirado las pepitas, vas haciendo a la plancha los pimientos, dejándolos en un plato para que se enfríen y los puedas manejar.

Una vez hecha la pasta de champiñones y se hayan enfriado los pimientos lo suficiente para que puedas manejarlos, los vas rellenando con una cucharita de la pasta, aplastándola un poco, pero sin forzar no vayas a romper los pimientos. Reserva.

Por otro lado en un vaso de batidora colocas el tomate frito, el puñado de anacardos, sal y pimienta al gusto y bates hasta obtener una consistencia cremosa. Colocas esta crema como base en una fuente para el horno o una parte proporcional en una cazuela de barro individual. Sobre cada cazuela colocas tres pimientos del piquillo que tenias ya rellenos y metes al horno por unos 15-20 minutos.

A la hora de servir decóralos con perejil u orégano al gusto y….¡Listos para disfrutar!

Salen riquísimos, ya verás y se hacen en un periquete.

¡Qué aproveche!

Besos desde el corazón

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s