HABLEMOS DEL REIKI

unnamed (2)¡Otra vez juntos maravilla!

Hoy quería hablarte del Reiki, al que considero una valiosísima herramienta para la sanación, tanto que me hice maestra Reiki con el fin de ayudar a la gente en su sanación y hacer que esta sea cada vez más cercana a la gente y que cada uno nos auto capacitemos para sanar de forma natural y utilizando los productos químicos lo menos posible.

Quiero que quede muy claro que estoy hablando de sanar, de ayudar al cuerpo en sus propios procesos de curación y recuperación, pero en ningún momento quiero que pienses en sustituir ningún tratamiento médico por una  terapia alternativa a no ser que tu yo interior y sabio así te lo diga. En la mayoría de las ocasiones se podrán alternar las técnicas convencionales con las alternativas, pero si estas últimas te sugieren o te obligan a dejar el tratamiento convencional, duda mucho de ella y del que te la propone.

Desde la antigüedad, todas las culturas coinciden en que existe una Energía Universal que impregna y sustenta el cosmos en su totalidad, y una de sus manifestaciones en una frecuencia de vibración más baja es la Energía Vital que anima a los seres vivos.

En la Edad Media, Paracelso creía en una fuerza vital controlada por la imaginación a la que llamó “arqueo”, la cuál podría producir efectos saludables. En el siglo XVIII,  Mesmer le otorgó naturaleza magnética y decía que el individuo era el medio a través del cual se transmitía desde el cosmos la fuerza curativa, a la que llamo “magnetismo animal”. En el siglo XX, Reich, discípulo de Freud y precursor de la Bioenergética, la llamó “orgón” y exponía que la carga de orgón de los tejidos y células de la sangre determinaba el grado de susceptibilidad a las infecciones y la disposición a la enfermedad. Hacia 1940 Lowen se centró en los efectos de la energía en el cuerpo humano, estableciendo con sus estudios, que los procesos energéticos del ser humano condicionan lo que sucede en la mente y en el cuerpo, y que la energía de una persona determina su personalidad. Nació, así la “Bioenergética Occidental”, técnica para ayudar a los seres humanos a retomar el contacto con nuestra Energía Vital innata, que queda reprimida por los conflictos internos originando bloqueos energéticos.

En la India, a esta Energía Vital le llaman Prana  y los yoguis trabajan con el mismo mediante la respiración, la meditación y ejercicios físicos (comúnmente conocidos como Yoga), para elevar su frecuencia vibratoria y conseguir mantener estados alterados de conciencia que les permiten conservar la armonía, la juventud y la salud

En China para expresar el estado de energía de algo lo designan como Chi  y en Japón lo denominan KI . En nuestros cuerpos físicos y sutiles existe una red energética por donde circula el KI, formada por los Chakras, los meridianos y los nadis.

20170302-gonzevagonz23596-id123106-los-siete-chakras-centros-de-energia-y-canales-del-alma-chakras-1
Desde siempre, uno de los objetivos de la medicina china ha sido lograr y mantener el equilibrio del KI

Desde siempre, uno de los objetivos de la medicina china, ha sido lograr y mantener el equilibrio del  KI para conservar la integridad energética del ser humano. Para ello existen técnicas como las artes marciales, el yoga, la bioenergética taoísta, el Reiki, que estudian la manipulación consciente de la Energía Vital KI.

 El REIKI es una técnica de transferencia de la Energía Universal para la sanación y el reequilibrado bioenergético por medido de la imposición de manos. La palabra REIKI es de origen japones y está compuesta por dos sílabas o “kangri” (pictogramas):

  • REI  o Universal, sin límites.
  • KI o Energía Vital.

Unidas forman la palabra REIKI que quiere decir “Energía Universal Vital”.

Según algunas fuentes, hacia el 1870, el doctor Mikado Usui, compiló las corrientes filosóficas ancestrales de Japón, que estaban a punto de desaparecer debido a los cambios políticos y socioculturales del país. Según la leyenda, Usui se aisló en meditación en la montaña sagrada Kuriyama, siguiendo uno de los sagrados preceptos del Shugendó, y allí formuló el “Usui Reiki Riöhô Gakkai”, es decir “Método Usui de curación a través de la Energía Universal”. Este método fue desarrollado durante años, eligiendo a sus primeros discípulos.

 

mikao-usui2_zps02a1cede
MIKADO USUI

Hacia 1936 el REIKI llego a occidente gracias a Takata discípula hawaiana de Hayashi, quien fue el que realizo la labor sucesora del Reiki en Japón. Takata lo extendió por EEUU y Europa durante la década de los 80, llenando a España en los 90.

Cómo funciona el REIKI:  Cuando, por cualquier circunstancia, se produce un descenso de energía, esto se traduce en un bloqueo energético, que a su vez puede dar lugar a una enfermedad o lesión al no fluir la energía libremente; este bloqueo puede estar producido por diversas causas, externas como el ataque de un virus, lesiones, o traumatismos, o internas, como la ira, la rabia, el estrés… En ocasiones dicho bloqueo da lugar a un mal funcionamiento de un órgano y en otras puede producir mutaciones en las células, pudiendo aparecer cáncer.

Al aplicar la energía del Reiki, dispersamos la energía condensada, armonizando y reequilibrando el flujo energético, lo que hace que el organismo empiece a funcionar con normalidad.

Como he dicho antes, no se puede decir que el Reiki cure, en realidad al liberar la energía densa, permitiendo que circule, permite a su vez que el organismo utilice sus propios mecanismos de curación.

Al utilizar la Energía Universal, canalizándola por las manos, disipando la energía densa, solo puede producir efectos beneficiosos. El receptor no necesita creer en el REIKI  para que este funcione, aún así, como actúa a nivel físico, mental y emocional, se beneficia de la terapia al producir una intensa sensación de paz, pudiendo hasta llegar a modificar hábitos nocivos.

Se ha demostrado que el REIKI alivia los efectos secundarios de la quimioterapia, el dolor postquirúrgico, que ayuda a que los pacientes que se van a someter a una intervención vayan más tranquilos, que promueve un estado de relajación y bienestar al influir sobre el estado mental y emocional, que no tiene contraindicaciones ni efectos secundarios por lo que sus posibilidades son……INFINITAS.

infinito
Las posibilidades del REIKI para la sanación son infinitas

Es por todo esto que yo amo el Reiki, y he podido constatar en carne propia como funciona y como me equilibra física, mental, emocional y espiritualmente y espero que con este post te haya podido acercar un poquito esta maravillosa técnica de sanación,

¡Besos desde el corazón!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s